21/1/07

Siempre he pensado que con dos ojos, una mano y si es posible un rotulador, lápiz u otro utensilio similar se puede comunicar de una forma trivial o compleja, sentimientos, risas y ocurrencias.
El tam-tam o el tacto también, aunque siempre he carecido de ritmo.



1 comentario:

Ana Maria Santeiro dijo...

Olá, Txema,

Veo que también es bueno con los textos. me gustaran todos!

abrazo, ana maria