10/4/07





Me puse a preparar el arroz, un puchero , agua, encendí el gas, esperé que hirviera, un vaso de arroz y diecisiete minutos.
Los diecisiete minutos me sirvieron para sacar del cajón de congelados un sobre de zetas congeladas, de todos los tamaños, minúsculas , mayúsculas, con tacón , sin tacón etc.
En otro fuego, sartén con aceite de oliva caliente, las zetascon un poco de albahaca y sal.
Cuando todo estaba en su punto, lo mezclé con salsa de soja.
A las tres y cuarto en punto llega mi pareja hambrienta, después de una mañana agotadora.
Exclamó;
- ¡ Zetas otra vez ! las voy a aborrecer.
Con lo que me gustan a mi. Le propondré que la próxima será con casi todo el abecedario , por que las "W" están muy caras y a lo mejor coloco "comas".