18/8/08

1 comentario:

pimypom dijo...

La criatura lanzó un ataque con su garra derecha, el cual ella esquivó mientras el aire se desgarraba. A este le siguió un segundo con la garra izquierda, al que ella se limito a evitar agachándose. Luego fue una mordida, una que sin duda parecía tener toda la intención de tragarla de un solo bocado. Nuevamente los reflejos de la mujer le salvaron la vida, pero esa fue la última vez.