20/10/08


Kafka y Pessoa tienen muchos puntos en común en lo que tiene que ver con la esquizofrenia de tener que trabajar en una actividad mediocre, muchas veces mecánica, y el don de la creación.

Carlos Eymarde un fragmento de Bibliotecas perdidas, Jesús Marchamalo.

3 comentarios:

pimypom dijo...

Y respecto a la vida, ¿cómo entonces definirlos? ¿Acomplejados? ¿Esquizofrénicos? ¿Neuróticos? ¿Egotistas? ¿Histéricos? ¿Antisociales? …Son pequeños dioses de uno y mil rostros malditos. La psicología o la sociología podrán limitarlos como gusten; pero todo aquel que les conoce desde sus obras sabe que, como Creadores, ellos desbordan los moldes. Por eso, bajo el hongo del sombrero y en silencio, ambos coquetean con la puta eternidad, ambos toman la palabra y escriben, ambos erigen murallas frente al mundo... y se enamoran y se casan con la literatura, y tienen hijos-libros y mueren. Y por esos hijos, de pronto, sin enterarse siquiera, son inmortales ante nosotros los dos, a su pesar.

Felicidades pareja

:)(:

txemacantropus dijo...

Gracias, veo que el pajarito silbador te dijo tararí tararí.
besos fuertes

pimypom dijo...

Clar que si , es un pajarito peculiar .
Su silvido ha sido encantador con tan dulce noticia.

Feliz dia y feliz vida os deseo.