24/5/09

Olfato


La nariz , cerca o lejos era siempre una fuente de datos.
Con el tiempo mi abuelo, tatarabuelo, tíos, primos y sobre todo mi vecino, me advertían de llegar antes con ella que con el resto.
Con el tiempo mi fisonomía cambiaba sin que fuese apreciable apenas para uno mismo.

Txemacan

2 comentarios:

micharmut dijo...

...en realidad, dicen los expertos, nuestra primera mano es la boca...y la nariz: el ojo de dicha boca...la primera impresión...
...veo que reestructuró sus blogs apéndices, puede que narices y bocas, que no se resigna a perderlas por la preponderancia de la mano...

txemacantropus dijo...

Imprescindible será que no me deje por ahí olvidada mi nariz...ser un despistado sin nariz sería una lamentable tragedia.