18/12/09

¡Frío!



La cena estaba lista en la mesa, me llamaron varias veces, pero un problema muy puntual me fastidió ese plato caliente, la aguja de hielo me atravesó justo por la coronilla.
Claro no fui capaz de ver las cosas de forma simple , no era un sueño, se complicó cuando recogieron en la chabolita mi plato y se lo dieron a ese nefasto perro.

Carnívoros mal vistos

Alfonso Juan María Garroña

4 comentarios:

el caiman de legutiano dijo...

...Hay un humano en mi sopa!

danielsan dijo...

tïrïtö dë frïö

el caiman de legutiano dijo...

Me pidieron amablemente que colaborara y... bueno, espero que no te moleste.

http://santiago-santiagoliberal.blogspot.com/

txemacantropus dijo...

Caimán estoy encantado de tu invitación gracias