10/3/10

Rayacaníbal







De nuevo estaban pinchando las ruedas de los coches,...a pesar de todo mantuve la calma y le arrojé todo el cargador en su cabeza.
Al día siguiente encontré otro cargador de pilas a buen precio.
Mami siempre contaba que el abuelo solía tirar a los mamones el reloj de bronce de la entradilla y nunca se rompía.

Serie de "Portadas y textos al tun-tun"

Esta portada es invisible,...es un juego.


No hay comentarios: