30/11/11

Cuatro de la mañana




Aquí, en el centro de Atenas, uno termina por juzgar increíble que en el fondo la vida siga tan vibrante, renaciendo con fuerza a cada momento. La ciudad de Epicuro, Sócrates, Pericles, Platón, Eurípides, Aristóteles. Alguien, dice una voz, tendría que reclamar a Europa millones en concepto de derechos de autor. Y uno piensa que sería lógico dárselos. A fin de cuentas, fue aquí donde se inventó la Lógica.

Vila Matas (El País)

1 comentario:

El Rubencio Ilustración dijo...

La estupidez podría tener su horario y dejarnos respirar al mundo un ratito todos los días. En cuanto a ti me alegro que no tengas hora, también tiene su lógica, no?